martes, noviembre 16, 2004

El otro dia...

Vi a una señora que -sentada en los asientos plásticos superdeslizantes y horriblemente anti-ergonómicos del metro de Montréal- que sacó de su cartera un contenedor plástico (AKA Tupperware), lo abrió y se puso a comer ananá. No está de más aclarar que la fruta estaba bastante jugosa, hecho por el cuál sus dedos quedaban completamente chorreados de jugo, y ella se los chupaba como si no estuviera rodeada por unas 100 personas quienes -de todos modos- la ignoraban completamente.

Después, vi como a 5 personas con camperas Kanuk. Eso es como 5mil CAD en camperas! puf!.

.oOMelOo.




1 comentario:

Brolinito dijo...

Muy bueno!!
No te dieron ganas de pedirle, para probar??? Seguramente estaban muy buenas, para que siguiera comiendo sin importarle nada! Anque, que bueno sería a veces poder hacer cosas sin que te importe nada de nada, no? Claro, que si los demás tampoco te dan bola, es lo mismo que estar en tú casa ...